top of page

Cocina con insectos, cocina del futuro? mas 3 recetas



Gusanos de la harina, grillos, saltamontes… ya casi son totalmente legales comercializarlos en el mundo, pero todavía hay quienes siguen mostrándose recelosos a la hora de comerlos. Y es que, por mucho que nos hayan explicado que son uno de los alimentos del futuro, ricos en proteínas, hierro, vitaminas y aminoácidos, o que la producción de insectos es ecológica y barata; muchas veces es difícil dejar de arrugar el morro al pensar en ellos.

“¿A qué saben?” “¿Cuáles se comen?” “¿Qué hago con ellos en la cocina?”. Son las principales dudas que asaltan a quienes nunca los han probado y es normal que lo hagan, porque los insectos nunca han formado parte de nuestra cultura gastronómica como sí lo han hecho de la de otros países como México o Tailandia.

Desde las larvas de los gusanos de seda que se comen en China hasta las abejas y avispas que se consumen en Japón, “en el mundo existen 1.900 especies de insectos comestibles – cuenta el entomófago y gastrónomo italiano Mattia Marino, autor del blog Bugstronomy; pero en Europa se suelen comercializar solo 5 tipos, siempre liofilizados”.

Pero, al fin y al cabo, ¿a qué sabe un insecto?: “A lo que éste haya comido –dice Marino–, y en las granjas de insectos europeas se les suele alimentar con cereal”.

Marinados, salteados o tostados, pero siempre crujientes, “30 gramos de insectos diarios contienen toda la vitamina B12, el hierro y el calcio que necesitamos”.

Y para no quedarnos con la duda aquí te dejamos tres recetas sencillísimas, que si te animas puedes probarlas.


Crema de espárragos con huevo a baja temperatura y grillos salteados

Rinde 4 personas



Ingredientes:

· 300 grs. de espárragos

· 4 huevos medianos

· 20 gr. de grillos secos

· 5 grs. de Sal

· 3 grs. de pimienta negra molida

· Aceite de oliva

Preparación:

Pelar y cortar los espárragos en trozos de 1cm. Hervirlos en agua salada durante 5 minutos. Cuando estén tiernos sacarlos del agua y hacerlos crema usando una licuadora de inmersión.

Al mismo tiempo, poner una olla de agua en el fuego y esperar a que la temperatura suba a los 75°C. Poner el huevo en el agua, apagar la llama y esperar 15 minutos hasta que el huevo llegue a la consistencia que queremos.

Pasados los 15 minutos, sacar el huevo del agua y enfriarlo con agua de grifo.

Saltear los grillos en un sartén bien caliente con unas gotas de aceite y aliñarlos con sal y pimienta al gusto. Montar el plato poniendo unas cucharadas de la crema de espárragos, rompiendo el huevo encima (que tendrá una textura tierna y cremosa) y añadiendo por último los grillos salteados.


Brochetas de saltamontes Marinados

Rinde para 4 personas (12 brochetas)


Ingredientes:

· 36 saltamontes secos

· 100 ml de salsa de soja

· 50 ml de vinagre de arroz

· 1 cuchara de azúcar moreno

· 1 trozo de jengibre de 2-3cm

Preparación:

Empezar sacando las alas de los saltamontes con cuidado de mantener los saltamontes enteros.

Pelar y rallar el jengibre y ponerlo en un bol con la salsa de soja, el vinagre de arroz y el azúcar. Mezclar todos los ingredientes hasta que el azúcar se disuelva. Añadir los saltamontes y dejarlos marinar durante un mínimo 20 minutos hasta un máximo de 1 hora.

Cuando estén listos, disponer 3 saltamontes por cada pincho y ponerlos en una bandeja para hornear.

Hornear las brochetas durante 15 minutos a 170ºC. Sacar del horno y servir las brochetas en un plato.


Crema suave de yogur con gusanos de la harina caramelizados

Rinde 4 personas



Ingredientes:

· 300 ml de crema dulce para montar

· 100 grs. de yogurt blanco

· 2 cdtas. de miel

· 2 grs. de Canela

· 5 cdas. de azúcar moreno

· 10 grs. de gusanos de la harina secos

Preparación:

En un bol mezclar el yogur con la miel y una pizca de canela hasta obtener una masa homogénea.

En otro bol montar la crema dulce y luego incorporar, poco a poco, el yogur con la crema batida. Reservar la crema en la nevera hasta pocos minutos antes de componer el plato.


Para preparar los gusanos caramelizados, poner una sartén antiadherente con el azúcar sobre una llama medio-alta hasta que el azúcar se transforme en caramelo. Cuando tenga un color moreno, añadir un poquito de agua y esperar hasta que toda la mixtura tenga una consistencia líquida siempre controlando que no se queme.

Cuando el caramelo esté listo, añadir los gusanos y mezclarlos hasta que queden uniformemente recubiertos de caramelo. Montar el plato poniendo la crema en un bol y poniendo encima los gusanos caramelizados y una pizca de canela.



Diccionario:

Se llama entomofagia (del griego ἔντομος [éntomos], ‘insecto’, y φᾰγεῖν [făguein], ‘comer’) a la ingesta de insectos y arácnidos, o artrópodos en general, como alimento para los humanos y los animales, un hábito alimenticio muy extendido en algunas culturas de la Tierra: África, Asia, gastronomía de América del Sur y Australia; no obstante, en algunas otras es muy poco común o es considerado un tabú.


123 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page